Zamora no es Numancia: bulo histórico

Eso de los bulos históricos no es algo de la actualidad, si no que llevan siglos y siglos sucediéndose. Durante muchos años se ha hecho creer al mundo que Zamora era, ni más ni menos, que la heroica Numancia (sí, ese pueblo celtíbero soriano que resistió a la conquista romana).

Los estudios apuntan a que el primero en crear este bulo fue el rey asturiano Alfonso III (852-910) que ya en La crónica de Alfonso III introdujo un dato falso: Zamora era en realidad, Numancia. ¿La intención? crear una sede episcopal fuerte en tiempos convulsos entre cristianos y musulmanes. Si ya has leído la guía recordarás que en el año 893 Zamora fue repoblada y en el año 901 se crea la sede episcopal a cargo de nuestro primer obispo Atilano.

Tanta bola se fue haciendo que fueron muchos historiadores zamoranos los que fueron apoyando esta afirmación. Fíjate, hasta el punto de hablar de un ladrillo con la inscripción «ONUMACIA», colocado en la sala de reuniones del edificio consistorial y que casualmente desapareció tras un derrumbe (no sin antes hacer una transcripción).

Son muchas personas las que han investigado su autenticidad. Aquí te dejo un artículo de investigación del historiador Josemi Lorenzo Arribas sobre este tema: