Intervención arqueológica en Clunia. P8

archaeological intervention in Clunia

El presente proyecto es el trabajo realizado para Proyectos 8 en la Unidad Docente Linazasoro en la ETSAM

El yacimiento arqueológico de Clunia (Burgos) presenta dos principales problemas: la falta de interés por su conservación y el poco terreno excavado que hacen incomprensible el patrimonio. Esto lleva a pensar en un proyecto lo más viable posible, dando a las ruinas uso social así como su puesta en valor. Igualmente, la intervención no puede quitar protagonismo a tan importante paisaje castellano, por lo que se propone un proyecto con el menor impacto visual posible, integrando la ruina y evitando construir en sitios que en un futuro puedan ser descubiertos.

Se crea un recorrido pavimentado, que lleva desde el aparcamiento de acceso hacia todas las ruinas ya excavadas, y que se podrá ampliar cuando se sigan avanzando con los trabajos arqueológicos. Estos pavimentos se crearán con piedras procedentes del mismo yacimiento que por motivos arqueológicos no puedan ser desperdiciadas.

El proyecto conservará las funciones principales de los diferentes edificios, como el teatro o el foro, constituyendo un espacio lúdico recreativo para todos los pueblos vinculados al yacimiento, cuya reactivación es de vital importancia.
Por otro lado, todas las piezas extraídas del yacimiento serán devueltas a este y conservadas en la Casa Taracena, que adopta la función de espacio museístico por ser la que tiene mayor numero de mosaicos en su lugar de procedencia y de mayores dimensiones.

El espacio museístico se concibe como la propia casa romana lo era: un bloque cerrado al exterior la cual recibía luz por los patios. Esta idea se traslada la Casa Taracena, cuyo espacio interior solo recibirá luz por la cubierta, que será completamente traslúcida. Estará formada por elementos lineales metálicos y por un recubrimiento superior traslúcido de placas de policarbonato, aportando así una luz unificadora.

El recorrido se entiende continuo, permitiendo pasar a través de las ruinas, pudiendo acceder a las habitaciones subterráneas y obteniendo una vista del conjunto desde el nivel más alto proyectado. Los patios no son accesibles, pero se permite la entrada de luz a través de ellos, ya que son formados por tubos de bambú ¡ que ejercen fuerza estructural junto con los muros al propio edificio. Estos espacios se identifican con los que existían como patios en esta casa antiguamente.

El apoyo del muro en la ruina se produce directamente pero con un proceso cuidado. Primero se refuerzan las juntas con un mortero especial. Posteriormente se apoya un muro de medio pie de ladrillo, y por último, se revisten ambas caras con un aplacado de piedra, creándose la sensación de consistencia y pesadez típica de la arquitectura romana.

La intervención en el foro reconstruye la espacialidad de la plaza, creando en ella un espacio nuevo destinado a diferentes funciones sociales, tales como talleres, mercados… Los dos pórticos que exisitían antiguamente se reconstruyen en su dimensión, creando en su interior espacios públicos y área de investigadores.

El templo reconstruirá su idea espacial gracias a las columnas, que se formaran por la unión de cuatro tubos de bambú atornillados. El espacio interior del templo apoyará directamente en la ruina con la misma técnica utilizada en la Casa Taracena, de apoyo directo con fabrica de ladrillo y aplacado de piedra. El antiguo foro se recorrerá sobre un pavimento similar al utilizado en todo el yacimiento, permitiendo conectar la basílica, el templo y los dos espacios creados a ambos lados. Así también se encontrará en el acceso desde la Casa Taracena hacia la ermita y la casa número 3, adyacentes al foro.

La intervención en el teatro es sencilla y reversible. Consiste en una creación de una doble celosía, la primera abierta solo por la plaza de acogida mientras que la segunda está abierta en todas las entradas existentes al graderío. La vista cuando se accede desde lo alto de la colina o desde el pueblo son imposibles, lo que hace que al atravesar estas celosías se pueda ver el teatro en todo su esplendor.